Con el objetivo de llevar a cabo el proceso definitivo del derecho a decidir de las mujeres, impulsamos la Declaración de soberanía y por el derecho a decidir de las mujeres, motivada por los siguientes hechos:

El Parlamento de Cataluña aprobó, el 23 de enero de 2013, la Declaración de soberanía y del derecho a decidir del pueblo de Cataluña. El 8 de marzo de ese mismo año, el Gobierno presentó ante el Tribunal Constitucional un recurso de inconstitucionalidad respecto a dicha Declaración. Dos meses después, el 8 de mayo de 2013, este Tribunal admitió a trámite la impugnación. El pasado 25 de marzo, el Tribunal Constitucional publicó la sentencia respecto al mismo. Diez meses. 322 días después.

La Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo fue ratificada por la Cortes Generales durante el mes de febrero de 2010 y publicada en el Boletín Oficial del Estado el 4 de marzo posterior. El 1 de junio, el Partido Popular presentó ante el Tribunal Constitucional un recurso de inconstitucionalidad respecto a dicha Ley. Menos de un mes después, el 30 de junio de 2010, este Tribunal admitió a trámite dicho recurso. A fecha de hoy, el Tribunal Constitucional aún no se ha pronunciado. Cuarenta y cinco meses. 1.370 días después. Según información publicada por Infolibre.es, el Tribunal Constitucional aún no sabe cuándo la llevará a Pleno.

Tal y como apunta Mar Esquembre Cerdá, Profesora Titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Alicante, “todas las leyes gozan de una presunción de constitucionalidad, es decir, se presume que no contradicen la Constitución, salvo que el Tribunal Constitucional así lo declare al resolver los recursos que contra ellas pudieran plantearse”. De esta forma, la actual ley es constitucional.

Sin embargo, el Gobierno de España y, en su nombre, el Ministro de Justicia están utilizando el silencio del Tribunal Constitucional para defender su contrarreforma de la Ley del Aborto. Según información publicada por El País, el propio Ministro de Justicia ha declarado que “el Gobierno no necesita esperar a conocer esa sentencia porque está convencido de que esa ley es inconstitucional”.

El retraso injustificado del pronunciamiento del Tribunal Constitucional respecto al recurso presentado por el Partido Popular frente al derecho a decidir de las mujeres sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas, está suponiendo una suerte de alfombra roja para los argumentos ultramisóginos del Gobierno. La inacción del Tribunal garante de los derechos y libertades fundamentales está generando una situación de inseguridad jurídica para los derechos y libertades de las mujeres.

Es por eso, que hemos decidido realizar esta Declaración de soberanía y por el derecho a decidir de las mujeres. Porque nos declaramos soberanas. Soberanas sobre nuestros cuerpos, nuestras vidas y nuestros derechos sexuales y reproductivos. Salvando las distancias, y en un guiño a Olympe de Gouges, que en 1791 parafraseó la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano, nosotras hemos parafraseado la Declaración de soberanía y del derecho a decidir del pueblo de Cataluña, como una forma de protesta simbólica frente al menosprecio que el Tribunal Constitucional está mostrando respecto a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y lo que se considera “de interés general” y, por tanto, más urgente.

Declaración de soberanía y del derecho a decidir de las mujeres

Anuncios

28 comentarios en “

  1. Enhorabuena por vuestra iniciativa, que hago mia a través de este comentario y siguiendo el resto de recomendaciones de adhesión. Se puede decir más alto pero no mas claro, y siempre gracias por levantar la voz y dedicar vuestro tiempo y esfuerzo en beneficio de todas. Gracias.

  2. Gracias, gracias, por vuestro esfuezo, trabajo y profesionalidad, desde que tenia 17 años empezamos a manifestarnos por la zona de Tetuan en Madrid y venian los falangistas a agredirnos, no lo conseguian claro, pero solo se pedia justicia y respeto para nuestras decisiones como mujeres dueñas de nuestras vidas, Hay que conseguir que el pp retire la ley Gallardon/Raroy(la actual ley necesaria hecha por el psoe y aprobada con mayoria en las cortes, que a nadie obliga a interrumpir el embarazo) hay que conseguir que el parlamento europeo apruebe una ley de plazos para los paises miembros, y si algun pais unilateralmente lo incumpliera, se podrian adoptar sanciones y otras medidas disuasorias, porque no olvidemos que una vez mas las mujeres, las mas indefensas mueren o padecen secuelas de por vida cuando la interrupcion del embarazo se hace en malas condiciones hospitalarias. Educacion sexual . Tenemos la oportunidad de votar en las europeas leyes progresistas..

  3. Gracias por tener esa chispa que os ha despertado una idea tan estupenda.
    Me declaro activista de la “Declaración de soberanía y por el derecho a decidir de las mujeres”
    Abrazos sóricos.

  4. Yo también me declaro soberana de mi cuerpo! Ánimo, esta guerra la tenemos que ganar, sí o sí, porque lo que está en juego es nuestra legalidad, nuestros cuerpos, nuestras decisiones, nosotras mismas!

  5. Muchas gracias por ser esas personas abanderadas que defienden la Declaración Soberanista y por el derecho a decidir de las mujeres, ójala hubiera muchas como vosotras, con ese empoderamiento, para reclamar los derechos de las mujeres. Me declaro soberana de mi cuerpo.

  6. Somos LIBRES desde lo más profundo de nuestro ser hasta lo más superficial que es nuestro cuerpo. Que nadie decida por nosotras. Yo también lo comparta y me uno.

  7. Enhorabuena por la iniciativa. Me adhiero y difundo la declaración.¡Lo que ganaríamos por un lado y nos ahorraríamos por otro con un poquito de educación sexual!. Gracias desde mi útero.

  8. Discrepo absolutamente sobre el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, al igual que sobre el derecho de los hombres a decidir sobre el suyo. Ni hombres ni mujeres podemos decidir sobre nuestro cuerpo en cuanto no somos dueños de él sino que nos ha sido dado. Somos seres creados a imagen y semejanza de Dios, por tanto, no podemos acabar con nuestra vida ni con la vida de ningún otro ser humano, ni mucho menos si ese ser humano está siendo gestado. Considero que no tenemos ese derecho ni hombres ni mujeres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s